Apaga la sed. Bebe agua

Es importante que los niños se acostumbren a tomar agua. Esto les permitirá estar hidratados y mantener su peso estable ya que cuando son pequeños pierden más cantidad de agua de su cuerpo que los adultos.

Sé un ejemplo para él, que te vea  beber agua y ofrécele entre 6 y 8 vasos al día. Si les damos muchas bebidas dulces, asociarán la sed con ese sabor dulce lo que provocará un rechazo del agua y un mayor consumo de azúcar.

NIÑA_AGUA_000078749501_Large
Print this pageGoogle+Email to someoneTweet about this on TwitterShare on Facebook
362x218_WEB EDUCACION-03